Prologo

La comarca de Delhox estaba tranquila. Ya era historia las largas batallas libradas por sus antepasados. Se acercaba el invierno, así que los habitantes de Delhox empezaban a afilar sus hachas para dirigirse al Gran Bosque. Esta era una zona donde primaban los colores vivos, las criaturas del bosque, el Rio Magno,… y también era conocido por salvaguardar a los Protectores de Hoja. Hoja era una pequeña villa habitada por unas criaturas sobrenaturales, que se encargaban de proporcionar recursos a toda la comarca de Delhox. Tenían un aspecto humano, pero rozando lo celestial, si bien se diferenciaban del resto de habitantes de Delhox por su adaptación en el Gran Bosque. Eran buenos cazadores, se movían entre los árboles a gran velocidad… Pero Hoja no solo albergaba a estos seres…